La edad del burro – la adolescencia

¿Cuántas veces escuchamos esa frase?; tal vez en otros países se llame diferente; en Ecuador, es la edad, donde se pasa a la adolescencia y ya los jóvenes, comienzan a cuestionar las decisiones de los padres; son un poco más grandes, creen tener la razón en todo; y es cuando los padres decimos: ¨es que esta en la edad del burro¨. 

Sin embargo, investigando leí que los burros son muy inteligentes; no voy a ponerme a cuestionar el tema, porque al final es una frase para identificar un comportamiento; del cual no soy experto. 

Creo firmemente que la adolescencia es una oportunidad para fortalecer aún más la identidad, confianza y autoestima de nuestros hijos. 

Si lo relacionamos al emprendimiento; me gusta compartir con mis hijos lo que otros chicos en el mundo con la edad de ellos están realizando para emprender; no para compararlos, sino para motivarlos; que, si esos chicos lo hacen, ellos también lo pueden hacer; pero que todo lleva un sacrificio, más que nada, tiempo; tiempo en lo que ellos prefieren jugar PlayStation o andar con sus amigos. 

Hace un par de años tuve un problema con PlayStation por una compra doble que realizo mi hijo de un juego, donde los animan a comprar créditos para seguir avanzando; la respuesta que recibí de PlayStation es que, para Latinoamérica, no había devoluciones; en fin, espero que ya hayan solucionado este tipo de injusticias. 

Lo que sí, le pude enseñar a mi hijo, es que las emociones a veces nos inundan para tomar decisiones en este caso financieras, él también me supo explicar que necesitaba comprar para ser competitivo, y entendí la emoción en ese aspecto, pues yo en su momento también fui fanático del NINTENDO NES, jejeje; donde alquilaba cada semana los juegos para pasar el fin de semana. 

Entre las cosas que pude negociar con mi hijo es que para que él pueda obtener nuevos créditos, debía cumplir con sus labores en la escuela, la casa, su hermana y mama; se volvió un compromiso. 

Por lo que el beneficio de cumplir con las normas, es obtener un premio. 

Una vez más la motivación inspira a que hagas otros tipos de sacrificios para obtener lo que deseas; la esencia está en buscar esa motivación. 

También creo que no es de presionarlos, puesto que esta es una edad de muchos cambios para ellos, si les nace el emprendimiento en buena hora, sino está bien mostrarles los modelos de negocios, ver documentales o películas históricas de personas que han logrado grandes cosas en la vida; pero al final creo que lo más importante como lo mencione en un blog anterior, es vivir satisfactoriamente con lo que se tiene.  

Que recomendaría yo fortalecer, desde mi punto de vista personal: 

  1. Tu relación de amistad; es a ti que te deben contar los problemas, sean cuales sean, que no tengan miedo a contarlo cuando se han equivocado. 
  1. A conocer la importancia del dinero y como se lo obtiene. 
  1. A identificar sus habilidades y como estas se pueden convertir en sus fuentes de ingresos. 
  1. A conocer de economía de tu país y de otros países. 
  1. A reconocer nuestras responsabilidades como ciudadanos no solo de nuestra ciudad o región, sino del mundo. 
  1. A Iniciar pequeños emprendimientos que, quien sabe se puedan convertir en un negocio en el futuro 
  1. A saber, que se puede vivir feliz con lo que se tiene. 
  1. En la importancia del ahorro para cumplir nuestras metas. 

Bueno, seguro ustedes podrán añadir algunas más y sería excelente lo compartan en el blog. 

Espero sea de ayuda para todos; sin embargo, aprovecho para invitarlos a este Congreso gratuito que se dará en estos días donde hablarán de otros temas relacionados a nuestros adolescentes, les comparto el link y les deseo una excelente semana. 

Un artículo escrito por Andres Mortola