5 consejos para la mujer emprendedora

Convertirse en emprendedor es un reto difícil para cualquier persona. Tanto para hombres como para mujeres, el transformar un sueño, una innovación, una idea, en algo concreto, que produzca resultados y sea sostenible en el tiempo, requiere de un enorme esfuerzo, disciplina y dedicación por parte de quien emprende.

Quien trae en su esencia ese tipo de motivación, no necesariamente se convierte en empresario orientado a las utilidades. Millones de emprendedores establecen organizaciones cuyo propósito es transformar el mundo:

  • A través de un producto o servicio comercial: Bill Gates, con su visión de un computador para cada persona.
  • A través de una propuesta humanitaria: Madre Teresa de Calcuta, con su sueño de equidad para los pobres.
  • A través servicio social: Henry Dunant, fundador de Cruz Roja, con su deseo de auxilio en situaciones de emergencia o vulnerabilidad.

Tanto para aquellos con espíritu comercial, como para quienes persiguen un sueño, la sola propuesta es insuficiente.

El diseño, establecimiento y administración de la entidad formal, así como su sostenibilidad en el largo plazo, conllevan una serie de acciones, trámites y barreras: legales, financieras, operativas, que muchas veces terminan liquidando la idea que les dio origen.

Empinado camino del éxito

En el caso de las mujeres, esas dificultades se acrecientan. Frente a las dobles jornadas de trabajo, la crianza de hijos, la relación de pareja, la atención a adultos mayores, la administración del hogar y tantas otras funciones que ejecutamos en nuestra vida diaria, el establecimiento de un negocio o un emprendimiento social, implica un esfuerzo gigante para nosotras.

Topa además con otras dificultades tangibles, documentadas en el estudio “Women Matter” que realizó la empresa Mckinzey y otros similares del GBA Global Banking Alliance for Women: la carencia de patrimonio o garantía real para acceder a un crédito, el limitado conocimiento de los servicios financieros, las barreras de tiempo y horario, los prejuicios de cultura donde nos movemos, entre otras, hacen empedrado y empinado el camino del éxito para toda mujer que decide emprender su propia aventura, tanto en los negocios como en las organizaciones sociales.

A partir de esas realidades, compartimos con ustedes el pensamiento de la ejecutiva Cecilia Riviello, Vice-Presidente de Ventas de la empresa AVON, para México, Centro América y República Dominicana.

Una mujer de éxito es aquella que es feliz al 100% en todos los roles que desempeña, que se siente muy bien consigo misma, con el tiempo que le dedica a cada una de sus actividades y con lo que ha logrado. Y ha llegado tan alto en su carrera como ella ha querido, sin tener que hacer sacrificios, sin remordimientos”, dijo para SoyEntrepreneur.com.

Y seguidamente, ofrece 5 consejos que, desde su experiencia, podrían ayudar a otras mujeres emprendedoras en su camino para el éxito:


  1. Es indispensable saber que puedes lograr todo lo que te propones.

  2. No temas pedir ayuda a tu pareja, amigas, terapeuta o mentor para corregir todo aquello que deseas cambiar para mejorar.

  3. Recuerda que el éxito no es cuestión del destino, sino el resultado de las decisiones que tomas cada día.

  4. Nunca sacrifiques las etapas de tu vida, al contrario planéalas bien para aprovecharlas al máximo.

  5. No hay mejor clave del éxito en una mujer que mantener la capacidad de ser plenamente cada una de sus facetas como madre, esposa, amiga y ejecutiva.

Los dejamos con esas reflexiones, como un mensaje inicial de varios que esperamos seguir compartiendo con ustedes.

Vía: Bac Credomatic